Buscar

 

 
Los policías bonaerenses están enojados. Esta vez no se trata de salarios o acusaciones de corrupción. Desde hace dos décadas vienen tratando de formar un sindicato. Ni las instancias administrativas ni las judiciales se lo permitieron. Pero ahora descubrieron algo que podría haber cambiado su suerte hace tiempo: la hoy ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, los había habilitado a organizarse gremialmente en 2001 cuando era titular del Ministerio de Trabajo. Sin embargo, con la abrupta salida de la Alianza, el gobierno de Eduardo Duhalde habría cambiado esa decisión. Así lo acaba de denunciar el Sindicato Policial de Buenos Aires (Sipoba) ante el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, de acuerdo a la presentación a la que accedió PERFIL. 
 
 
La semana próxima le harán llegar una carta al presidente Mauricio Macri y fomentan una denuncia penal por falsificación de documento público, que contempla penas de hasta ocho años de cárcel. “Recuerdo que se le dio curso al pedido, pero no seguí los detalles”, confirmó a PERFIL la ministra Bullrich.
 
Días atrás, los aspirantes a agremiarse descubrieron en el expediente del Ministerio de Trabajo algo que nunca supieron porque al sumario le arrancaron una foja en donde se dejaba constancia en donde se habilitaba el trámite para que tuvieran personería gremial. Fue el 2 de noviembre de 2001. El 19 de diciembre el país estallaba en el caos y después de varios presidentes asumía el Ejecutivo Duhalde. “No tenemos dudas de que esto sucedió por una decisión política a todas luces arbitraria de negarnos lo que nos corresponde –dijo en la presentación Nicolás Masi, secretario general del Sipoba–. El contexto político y cambio de gobierno en el mismo momento en que se adulteró este expediente no resulta menor, ya que el dictamen y proyecto de resolución que nos otorgó la inscripción gremial fue el gobierno de Fernando de la Rúa y el gobierno que se encontraba cuando se reemplazó este proyecto y que nos terminó denegando ilegalmente la inscripción gremial fue el de Duhalde, quien fuera claramente represor de los derechos de los trabajadores de la seguridad publica provincial”.
 
Ahora, piden que Trabajo anule todo el expediente. Masi evitó dar más detalles a la respuesta de Triaca. Por su lado, Bullrich dijo a este diario que “en principio está de acuerdo” con la sindicalización” pero hay que trabajar sobre el tema.
 
En marzo pasado, la Corte Suprema de Justicia decidió que los policías no tenían derecho a estar agremiados. Los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Carlos Carlos Rosenkrantz les dijeron que el artículo 14 bis de la Constitución no concede ese derecho a los hombres de azul. Sus colegas Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti se habían inclinado a validarlos por distintos motivos. Por este caso, el sindicato también planea ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que se revise el fallo y baraja una denuncia por prevaricato contra el máximo tribunal. 
 
 
“Detectamos que en el 2001 se robaron una parte de nuestro expediente en el Ministerio de Trabajo” (Massi)
 
En reportaje a Nicolás Massi, secretario general del Sindicato Policial Buenos Aires SIPOBA se explaya sobre la reciente denuncia que presentaron por la sustracción de una parte del expediente sobre solicitud de reconocimiento oficial de esa organización pionera. 
 
En principio la desaparición de parte de ese expediente se dio a posterior de la caída de La Alianza que llevo a Fernando De La Rua a la primera magistratura y en la cual la actual Ministra de Seguridad Patricia Bullrich fue su Ministro de Trabajo de la Nación. Todo apunta a la responsabilidad funcional y política de Graciela Caamaño (actual diputada nacional) que ni buen asumió el ex presidente Eduardo Duhalde tomo a su cargo esa cartera.
 
Desde el 2001 los trabajadores policiales tenemos una aceptación del Estado Federal reconociendo esa organización (SIPOBA) y por consecuencia directa todas las otras que presentamos similares requerimientos pero esto fue adulterado de manera delictiva por las nuevas autoridades a partir de la caída anticipada de esa gestión.
 
Ahora esta planteada la denuncia ante las autoridades actuales del Ministerio de Trabajo la Nación que a partir del 20 de julio pasado tienen cabal conocimiento y hasta hoy no han producido notificación alguna al sindicato perjudicado y tampoco dio intervención a la justicia federal ante este ilícito flagrante.
 
SIPOBA ya estudia presentarse esta semana a la justicia y realizar “per se” la denuncia respectiva a los fines de poder avanzar en reconstruir el verdadero expediente y que sirva a los fines de una revisión del reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación negando el derecho al reconocimiento de este sindicato que por vía separado además presentara el caso como una  violación de los derechos humanos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
 
Massi finalmente dejo un mensaje de “unidad en la lucha” a todas las demás organizaciones del país y encuadrar estos atropellos como un agravio a los derechos humanos de todos los trabajadores del sector”.
 
 
Fuente: APROPOL Noticias